jueves, 11 de mayo de 2017

Tailandia con niños pequeños



Si has llegado hasta aquí porque estás dudando sobre ir a Tailandia con tu polluelo... ¡Este es tu post! Aquí te explico 5 razones para no ir a Tailandia con niños pequeños si...


1)La gente:
 No vayas a Tailandia con niños pequeños si te gusta que tu polluelo sea un antisocial. Piensa que en Tailandia todos se van a maravillar al verlo, querrán hacerse fotos y ¡agárrate! hasta le podrían regalar cosas ¡por su cara bonita! Son tan raros que siempre querrán decirle cosas bonitas... si es que ¿quién querría aprender que en cada cultura las relaciones interpersonales pueden ser diferentes?

En el interior del Wat Ban Tham, Kanchanaburi


2) La comida:
No vayas a Tailandia con niños si no quieres que coman cosas raras que ¡a saber lo que son! y es que cocinan unas cosas más extrañas... como el "Chicken satay" con "Sticky rice" y lo peor es que encima ¡son un vicio!

Pinchitos de pollo con arroz, receta aquí

Y si no quieres crear adicción a tus hijos por la fruta y por los granizados recién hechos de fruta fresca... ¡no vayas a Tailandia! Y es que es tan cansado tener que decirles que no pueden comer más sandía fresca, piña, mango recién cortado, porque la fruta es malísima para nuestro organismo... y que salga de ellos la necesidad de beber sin parar para combatir el calor, son necesidades que no hace falta que aprendan a reconocer siendo tan pequeños...

3) El ambiente:
Y no hablemos de la arquitectura, del arte... los niños podrían abrumarse al ver fachadas tan ornamentadas, templos con entradas fantasiosas, budas gigantescos, color oro, mosaicos brillantes, porcelana, filigranas de madera y piedra, mercados flotantes...  ¡Frenaaa! que eso es demasiado para la vista...

¿Y el clima, que? Si no quieres que tus hijos se achicharren de calor, no vayas a Tailandia con ellos... es que siempre da pereza vestirse con prendas ligeras, te dirán todo el rato que ellos prefieren las cuatro mangas de jersey y luego el mono de nieve, acompañado claro, de sus guantes, bufanda y gorro ¡así sí que pueden moverse con soltura! 

Pero eso no es todo, que a veces también llueve en Tailandia, y no un poquito de chirimiri, no ¡lluvias monzónicas es lo que cae! y las niñas y los niños cuando empiezan a notar el agua fresquita caer sobre ellos, se empiezan a formar esos charcos donde saltar, sienten ese olor a lluvia y tierra mojada, ven que no tienen paraguas, ni botas, ni chubasquero, que no tienen frío y que muchísima gente se está mojando como ellos... eso, señoras y señores ¡no les gustada nada de nada!

¿Y la playa? Si eres de las que piensa que lo mejor son las aguas gélidas para curtir la piel y que las playas mejor bien hondas para que se espabilen y aprendan a nadar rápido... Tailandia no es tu lugar, y es que cuando estás muerto de calor y decides meterte en el agua, después de caminar un par de kilómetros mar adentro, el agua ya te llega por las rodillas y te puedes sentar a disfrutar del agua a temperatura de caldo gallego. 

Playa del hotel Holiday Inn Resort en Ko Phi Phi


4) La fauna:
Mejor quédate en casa si no quieres que tus pequeños pajaritos entren en xoc... porque esta gente tiene cocodrilos, elefantes, ranas, monos... ¡fuera del zoo! Sí, sí, en la calle, en los ríos, en la jungla... Tienen la desfachatez de dejarlos en su hábitat natural... 

En el santuario de Elephant's World - Prometo post con más info ;)


5) El transporte:
No existe niña o niño en el planeta al que no le guste ir bien sentado en su silla del coche y jamás les molesta el cinturón de seguridad y todos desean pasar largos trayectos en esas condiciones. Así que llegar a Tailandia y subirse en un Tuk-Tuk es lo peor que podría pasarles....
Y no hablemos de navegar entre islas, despacio, subidos en barcas largas de madera (los "Longtail Boats") o ir a toda velocidad y pegando saltos en una lancha ("Speed Boat") o subirse en motos con una especie de sidecar techado (Samlor GaiNa)... eso es aburridísimo.

Samlor GaiNa - Más info aquí

Todo el post está escrito con humor e ironía. Espero que al llegar a este punto, no tengas dudas sobre si ir a Tailandia con niños pequeños. Nosotros hemos ido con nuestra hija de 3 años y 3 meses y no podemos hacer otra cosa que recomendarlo.

Viajar siempre es bueno, hacerlo con niños es fantástico, lo único es que hay que ser flexible y consciente de las capacidades de cada uno. Relajaros y dejaros llevar y disfrutad.

Con cariño,

Miryam

Si te ha sido útil este post: compártelo ¡Gracias!

Posts Relacionados

No hay comentarios:

Publicar un comentario